El juego se define como siendo una actividad de ocio de orden físico o todavía psíquico a la cual se puede hacer para diversión, el ajedrez, a las damas o otros. Un juego debe ser una actividad escogida para conservar su carácter recreativo y debe estar sometido a ciertas reglas y acompañar por una brizna de conciencia ficticia como podría decirlo un psicólogo. Nada más impulsivo que coloreados o una inmersión en el juego de papel donde vamos a hacernos un vaquero o un indio. El juego le permite, no sólo, a un adolescente una cierta abertura pero también de liberarse de los conflictos internos, las angustias y el estrés. Así nos descubrimos un poco más haciendo una introspección discreta y podemos evolucionar con discernimiento y sabiduría.

El juego puede ser un elemento de desarrollo para el mas pequeño que el hombre conserva tiene hasta la edad adulta. Modo de aprendizaje lúcido es una actividad esencial que permite desarrollar la imaginación y aprender un poco más sobre sus allegados y su medio ambiente. Los chicos pueden así servirse de los juegos para alejarse de toda tensión afectiva y así crear su personalidad. Con la llegada del ordenador ahora tenemos derecho en juegos vídeo instructivos que permiten divertirse sólo o entre varias personas.

Con un balón, una comba, o cartas para jugar, encuentre la actividad que conviene a sus afinidades. Se interesa por el virtual a usted los mundos virtuales en 3D que puede jugar sobre consolas de juegos o sobre ordenador. Si le gusta apostar o jugar a las estrategas por qué no se orienta hacia el póquer, el black jack o un juego de azar como una ruleta, un jackpot. Encontrará también en línea los juegos gratuitos en flash.